El periodismo artístico de Ciclo Literario
     

 

Tiempo Cíclico

A diferencia de la concepción occidental, el tiempo de la civilización mesoamericana es un tiempo cíclico, no rectinlíneo. El universo transcurre en una sucesión de ciclos que no son idénticos, pero que pasan por las mismas etapas, como una espiral inalcanzable. Cuando un ciclo termina, otro similar comienza. El hombre cumple también su propio ciclo, que está en armonía con los demás ciclos del universo. Esa armonía necesaria se expresa ritualmente en las ceremonias del calendario agrícola que simbolizan la renovación de la vida, en la que el hombre debe participar. También, la noción cíclica del tiempo está presente en la conciencia de la historia: el pasado de libertad, la edad de oro previa a la dominación colonial, no es un pasado muerto, perdido para siempre, sino el fundamento de la esperanza, porque en el ciclo del tiempo esa edad habrá de volver.

Guillermo Bonfil Batalla

México Profundo



Ciclo literario tiene en su origen y en su sustancia el soporte en papel de celulosa. Nació siendo y sigue editándose, como periódico tabloide en México, donde circula gratuitamente en varias ciudades a través de librerías y centros culturales. Ahora, como se ve, también puede consultarse en la web como una revista electrónica. Este esfuerzo se inició en junio de 2001 en la ciudad de Xalapa, Veracruz. A partir del número 34 Ciclo se edita desde la ciudad de Oaxaca, donde se vive un activo movimiento pictórico, lo que ha beneficiado al periódico en la publicación de imágenes de artistas oriundos de este estado y otros que han emigrado desde diferentes sitios de la República y el extranjero a estas tierras famosas por su cultura ancestral.

El espíritu de Ciclo es clásico, con esto queremos decir que su vocación es la impresión en tinta, pero que en su diseño incorporó el diseño surgido de la cultura de la pantalla. En su edición tradicional Ciclo es frágil, no permite por largo tiempo la exhibición en los puestos de periódicos y revistas; se amarillea, se maltrata. Está pensado para leerse y contemplarse de inmediato. En pocos días puede ser basura. Esto es muy interesante. Es como una metáfora del arte y la vida, su perdurabilidad no es material sino mental y espiritual, hechos para la memoria y el olvido. Usa la velocidad de lo informativo para soportar un mensaje trascendente. El léase y tírese lo convierte en un espacio entre el uso y la imaginación, el significado y el símbolo. Es el pneuma o el alma de la lectura. Sin embargo hay lectores que guardan Ciclo, lo coleccionan, claro, es incómodo, es como los hombres “dura poco”, diría Octavio Paz, pero es una experiencia suscitada en el placer del leer y ver. Aunque Ciclo se edita en papel gracias a la generosidad del diario El Imparcial, que lo inserta en su edición una vez al mes, no es un “suplemento”, algo que se añade, que forma parte. No, Ciclo es un centro en sí mismo que llega a algunos miles de personas materialmente, como las mejores cosas de la vida, sorpresivamente y sin costo.

Y ahora los navegadores también tienen acceso a Ciclo, que progresivamente irá colgando en la red la totalidad de sus números y cada mes se actualizará.

Ciclo se propone como un modelo de “periodismo artístico”. Con este término definimos a la página como territorio de una boda entre palabra e imagen. Este matrimonio es visual, palabral, significativo y simbólico; se trata de una narración en dos vías que se interrelacionan armónicamente con complicidad, ironía, a veces casi en secreto. Esto permite que la página como totalidad tenga grandes resonancias donde lo visual, lo informativo, lo metafórico y lo conceptual establecen nexos originales.Ciclo Literario publica los siguientes géneros: poesía, cuento, crónica, reseña y ensayo. En lo visual reproducimos fotografías de los grandes maestros y difundimos a pintores de todas las latitudes. Ciclo pone a la disposición de los artistas que quieran colaborar con nosotros sus dos páginas: la de tinta y la virtual.



Página Principal

Índice General
de Ciclo


Director: Lorenzo León Diez