Como azul es el placer

Araceli Mancilla


 

A Rufina García Martínez,
in memoriam

 

Mujer en el agua bajo el dominio del amanecer
se escucha  respirar suave    sensual    libre
de argumentos  y  es flujo y transparencia su cuerpo  entregado
a la delicia de  esa hondura  irreflexiva    fresco pensamiento de la
liviandad    una  brazada    otra    atrás     acaso Venus  decidió quedarse
ahora  que  se observan   se contemplan   se gozan
          ambas planetas de esta hora    la estrella  ahí en lo alto  al fin desaparece  tragada por la  luz
así de fácil puede cruzar  ese mar- cielo    abandonarlo para  ascender cayendo
 absoluta  de sí   mujer que nada     flota y sostiene con ritmo claridoso su vacío
como   azul es el placer de  brazos   piernas   espalda sumergida
 hasta llenar el precipicio del vaivén    cierra los ojos
desciende  el organismo a su principio    a su voz de rumores
donde el deseo  alcanza aquella ingrávida permanencia
sin pensar   sin decidir   tan sólo sucediendo           
mujer en el agua bajo el dominio del amanecer.

 

 

Ansel Adams / 1947

 

 

Ciclo Literario.