Una mujer anciana

Mina  Loy
Nota y traducción de Araceli Mancilla


Mujeres: “Dejen de contemplar a los hombres para averiguar lo que no son. Vean dentro de sí mismas para encontrar lo que son.”  M.L.

 

Mina Loy (Londres 1882-Aspen 1966) fue poeta, dramaturga, pintora, escultora, modelo,  exitosa diseñadora de modas y una figura relevante del movimiento modernista en literatura y artes visuales. Conoció a Gertrude Stein y en su salón frecuentó a Apollinaire, Picasso y Rousseau. Fue amiga cercana de Djuna Barnes, Marcel Duchamp y William Carlos Williams. Su poesía fue apreciada por Ezra Pound y T.S. Eliot. Se estableció en París en 1923 y desde ahí fue agente de artistas de la talla de Henri Cartier –Bresson y René Magritte. En 1936 regresa a Norte América donde habrá de vivir hasta su muerte, 30 años después, alejada del mundo literario y la fama a pesar de ser reconocida como una figura iconoclasta de la poesía Anglo- americana. Entre sus libros se encuentran la colección de poemas The Last Lunar Baedeker y su “auto mitología” Anglo-Mongrels and the Rose.

 

Una mujer anciana

 

El pasado se aparta
vagan acontecimientos
el futuro es una vaina sin semillas
el presente   dolor. Ni siquiera la pena tiene aquella precisión
con la cual golpeó en la juventud. Años como polillas
corroen  los órganos internos
colgando o cayendo
en un armario estropeado. ¿Tu espejo te confunde?
¿O es lo imposible
posible para la senilidad? ¿Cómo podría el antiguo
ágil y delgado yo----
aquella silueta estrecha----
venir a contener
esta incógnita enorme----
esta abultada forastera----
sólo para ser exorcizada por la muerte? La dilatación ha dominado por completo tu larga realidad.

Miloň Novotný / 1986
Fotografía

 

 

Ciclo Literario.