Los japos según un
guitarrista flamenco

Marco Vinicio León


kagushima al sur de Tokio es una ciudad pequeña y las actividades son escasas, así que uno debe crearse las suyas propias. Sin embargo estoy contento con lo que hago, guitarrista de cante hondo, con mi trabajo, conociendo gente interesante y aprendiendo mucho sobre todo de mi querido flamenco que es el fuego de mi corazón.

Marco Vinicio
Fotografía

    Los japos desde mi perspectiva:
  Qué les cuento, estos compas cada vez me sacan más de onda, es muy diferente la imagen que tenemos en México de los japoneses y de su cultura.
  Son un pueblo profundamente sistematizado, “instruccionalizados”, reservados, incultos, machistas (muchísimo más que en mi país), adictos al trabajo y al alcohol. La nación es poderosa porque son una masa de 124 millones de robots, y no digo que los 124 millones sean así, porque conozco japos que son todo lo contrario y de hecho piensan parecido a mí respecto a su país.
  La cultura japonesa se puede reducir a su comida, filosofía, religión e idioma (sólo el hablado, el escrito se los impusieron los chinos). Todo lo demás es importado de América o en menor medida de Europa. Japón es un pueblo que ha olvidado su cultura autóctona, lo “indígena” está muerto o sirve para burlarse en tiras cómicas o caricaturas. Viven sin música!!!!!! y la que escuchan o  hacen la han copiado tal cual y sin aportaciones y mal hecha, aparte de que son arrítmicos. Las geishas de hoy son putas que por 10 mil yenes se dejan humillar por un asalariado borracho que le vomita fideos y la obliga a servirle el trago, prenderle el cigarro y esperarlo afuera del baño.
  En fin, no estoy muy contento con la forma de ser de estos compas, pero vine a conocer y a ver de qué se trata esto de viajar y aprender.
  Les dejo mis bendiciones con una fotico del Niño Guapo en pleno duende.

 Que’r Mengué no los tiente a hacer cosas malas, Undebel pué más que’r mengué!!! Los camelo a toos!!!!!

 

 

 

 

Ciclo Literario.