Corcel

Israel Reyes



Carl de Keyzer
Fotografía

No sé si lo recuerdo; era el caballo de madera que hallé en la antigua vecindad donde vivíamos. Estaba hundido entre la tierra suelta del patio, junto a los rosales. Fue un hallazgo.

Café, rollizo, tenía además una pata rota y las crines desprendidas. El vidrio de sus ojos hacía pensar que estaba al borde del llanto. Me miraba.

Provenía de casa de la dueña, una vieja hechicera quien soltaba risotadas cuando el vecino la visitaba dentro de su cuarto.

Seguramente el corcel había escapado de esos gritos. Debía ayudarlo. Lo envolví en una camisa vieja y lo escondí bajo el ropero esperando el transcurso del tiempo.
Pensaba en él cuando comía y antes de dormir, ansioso de recuperarlo.

Pasados los meses nos cambiamos de casa. Durante la mudanza perdí su rastro. No volví a saber de él. Dejé de buscarlo.

Años después, mientras hacía limpieza, apareció hasta el fondo de una caja. Ahí estaba, envuelto en la camisa, mirándome. Sus ojos transparentes brillaban de reproche.
Dudé un instante. ¿Qué se hace en momentos como ése?

Lo devolví a la caja que sepulté bajo pilas de revistas.

Era tarde para mí, lo había olvidado.

Israel García Reyes (México, Distrito Federal, 1977). Poeta y narrador, ha publicado en las revistas literarias Plan de los pájaros, Lunazeta, Cantera Verde y Tierra Adentro. Participó en la plaqueta colectiva La luz y el colibrí (2001) y en las antologías Tres ventanas a la literatura oaxaqueña (2005) y Cartografía de la literatura oaxaqueña actual (2006). Becario del FOESCA (2003). Es miembro del taller literario de la Biblioteca Pública Central de Oaxaca.

 

Ciclo Literario.