En rechazo de las moscas

Fernando Montesdeoca


Aplastó una mosca contra la pared
Yo prefiero usar el matamoscas
De todos modos se lavó las manos

Pilatos también
Hitler también
Díaz Ordaz también
Pinochet también
Bush también

—no se trata de aversiones personales
—son sólo ejemplos al azar de hábitos de higiene

Para este momento he matado unas treintaysiete moscas
en el interior de mi cubículo
Me pregunto si habrá alguna manera de reciclarlas
de encapsularlas en gotas de resina para realizar un montaje
o una instalación
Un montaje de moscas incrustadas
—ya sé
en un bastidor no
mejor en una placa de barro de uno por dos metros y una
pulgada de espesor o
mejor cuadrada 2 x 2 y de todos modos sobre un bastidor
de madera o no
mejor de acero para no favorecer el consumo indiscriminado
de madera y así
cada mosca coleccionada en una gota de resina incrustada
sobre una superficie a fin de cuentas blanca y sí
una junto a otra tejiendo una apretada más o menos red
—ahora que las redes son un adecuado sistema para pensar
las relaciones entre cosas

Detesto tanto a las moscas
Me sentiría muy complacido de contemplar colgado en la pared
este montaje en su versión de 2 x 2 no
mejor en una pared completa
ustedes lo apreciarían y yo
también
Sí.

Agustin Jimenez / 1932
Fotografía

 

Fernando Montesdeoca (D.F. 1952). Arquitecto, UNAM, Licenciado en Enseñanza de Lenguas y Maestría en Literatura Mexicana, UABJO.

He publicado tres plaquettes de poesía (1984, 1985 y 1990), un libro de cuentos: Viaje Nocturno, UNAM, 1997; dos novelas: Esta Ilusión Real, 2002, Lectorum-Conaculta y En los dedos de la mariposa, 2007 Ediciones Era, 2007.

Premios: Beca del FOESCA 1999, libro de cuentos; “Juan Rulfo” de Tlaxcala 2001, (novela), por Esta ilusión real; “Sergio Galindo”, 2003, de Veracruz (novela), por En los dedos de la mariposa; “Agustín Yánez”, de Jalisco, 2005 (libro de cuentos), por Moscas.

 

Ciclo Literario.