Pier Paolo Pasolini

Traducción: David Horacio Colmenares


 

Pier Paolo Pasolini nació en Bolonia, Italia, en 1922. Estudió  literatura e historia del arte en su ciudad natal y, durante la Segunda Guerra Mundial, vivió refugiado en casa de una familia campesina en la región del Friuli, en los Alpes, de donde provenía su familia y cuyo dialecto, el friulano, utilizó en algunas de sus composiciones literarias. Artista en extremo polémico y profundamente crítico escribió novela, poesía y fue también un controvertido director cinematográfico. En el campo de la novela se preocupó por dar a conocer la vida de las clases pobres de Roma utilizando su argot, el romanaccio, mostrando con crudo realismo el entorno de la prostitución y la delincuencia. Sus primeras novelas fueron Muchachos de la calle (1955) y Una vida violenta (1957) a las que seguirían Mujeres de Roma (1960) y los dramas Orgía (1969) y Calderón (1973). Dentro de su obra cinematográfica, de corte neorrealista, se encuentran las películas Accatone (1961), Mamma Roma (1962), El evangelio según san Mateo(1964), Teorema (1968), además de su último filme Saló o los 120 días de Sodoma (1975)entre otras. En su faceta de escritor y crítico revaloriza lo popular como vehículo de expresión de la realidad. Son notables sus ensayos Sobre la poesía dialectal (1947) y La poesía popular italiana (1960), y las antologías Poesía dialectal del siglo XX (1955) y Antología de la poesía popular (1955). En el ámbito de la poesía publicó los libros La mejor juventud (1954), Las cenizas de Gramsci (1957), La religión de mi tiempo (1961) y Poesía en forma de rosa (1961-1964). Pese a su éxito en el cine, Pasolini se consideró, antes que nada, un poeta. Durante su vida se distinguió por expresar con radical libertad, sin reservas ni concesiones, su pensamiento político de izquierda, su fe católica y sus muy particulares ideas artísticas. Hizo pública su homosexualidad y siempre vivió al límite. Fue asesinado en  noviembre de 1975 en circunstancias no del todo aclaradas.


Danza de Narciso

Soy una violeta y un aliso,
lo oscuro y lo pálido en la carne.

Espío con ojo ligero
el aliso de mi pecho amargo
y de mis rizos que refulgen perezosos
en el sol de la ribera.

Soy una violeta y un aliso,
el negro y el rosa en la carne.

Y cuido la violeta que esplende
grave y dulce en el claro
de mi tarde de terciopelo
bajo la sombra de un cerezo.

Soy una violeta y un aliso,
lo seco y lo suave en la carne.

La violeta retuerce su lámpara
sobre los flancos duros del aliso
y se refleja en el humo azul
del agua de mi corazón avaro.

Soy una violeta y un aliso,
lo frío y lo indiferente en la carne.

Fotografia
Sabine Schönberger / 2000

 

 

Ciclo Literario.

El URL de este documento es http://www.cicloliterario.com/ciclo66noviembre2007/pierpaolo.html