Eduardo Milán

 


Trabajó de pájaro durante algunos años,
Cantaba

En eucaliptos, paraísos, fresnos
Siempre hay aquel instante claro
En la copa –sobre esa rama

Iluminada la canción partía
Por el medio un suave son,
Por el otro una sandía que sangra
Por medio de la cual se comunica

“Todo el que exagere en su trabajo
Considerando las imágenes que emplea
Como simples instrumentos, como vías

No como lo que son: delicadezas
De la naturaleza, criaturas frágiles,
Envolturas voluntarias de cartón

Cuesta arriba camino a la metáfora
Que es castillo, faro, fortaleza
Será considerado pájaro”

Nunca regresaba iluminada:
Significa que ahí hay una fuga,
Significa que ahí hay una pérdida

O un perdido galgo esencial
Que esta noche no regresa a casa.

No es necesario señalar.

 

 

Fotografía
Hervé Guibert / 1982

 

 

 

Ciclo Literario.

El URL de este documento es http://www.cicloliterario.com/ciclo61junio2007/eduardo.html