Pedro Pietri

Traducción: Moisés Villavicencio


 

Puerto Rican Obituary fue leído por primera vez en 1969, en una marcha a favor de Young Lords Party, una organización antiimperialista latina en Nueva York.
     Como el partido de las Panteras Negras, los miembros del grupo eran activistas de la comunidad que tenían demandas tales como casa accesible a precio justo y seguro de salud. Ofrecían programas de desayuno gratis para niños. Los Young Lords, establecieron su militancia entre la comunidad  por medio de un programa que llamó a dar fin a la intervención de Estados Unidos en Vietnam y en otros lugares; también convocaron a la liberación del Tercer Mundo, al final de la opresión de los pobres y gente de color y a la formación de una sociedad socialista. Los Young Lords fueron destruidos por las provocaciones del gobierno en la mitad de los años setenta. Pedro Pietri continuó su vida como activista radical y poeta. Para él estos dos papeles eran similares. Ayudó a fundar y sostener el Nuyorican Café, un centro famoso aclamado por apoyar el arte y la literatura de protesta.

Pedro Pietri nació en Ponce, Puerto Rico en 1944, y creció en Harlem, Nueva York. Después de la secundaria, fue enlistado en el ejército de los Estados Unidos para combatir en Vietnam. Pietri regresó al país como un feroz opositor a la guerra y al sistema.  "Comprendí quién era el enemigo verdadero, y no se trataba del Vietcong en sus pijamas negras, sino de los mercenarios que invadieron su patria." Obituario de Puerto Rico fue publicado primero en una colección de sus poemas con el mismo título por Monthly Review Press en 1973, junto con otros volúmenes de poesía. Pedro Pietri murió de cáncer a los 59 años el 3 de marzo de 2004.     

    

 

 

Obituario de Puerto Rico

Trabajaron
Llegaron siempre a tiempo
No llegaron tarde nunca
Nunca respondieron
 cuando los insultaron
Trabajaron
No descansaron nunca
 no estaba en el calendario
Nunca hicieron huelga
 sin autorización
Trabajaron diez días a la semana
 y sólo recibieron el pago por cinco
Trabajaron
Trabajaron
Trabajaron
 y murieron
Murieron pobres
Endeudados
Murieron sin saber
 cómo luce la entrada principal
 del National City Bank

Juan
Miguel
Milagros
Olga
Manuel
Todos murieron ayer hoy
 y morirán otra vez mañana
 pasando sus acreedores
 a sus próximas generaciones
Todos murieron esperando
 a que el jardín del edén
 se abriera otra vez
 bajo una nueva administración
Todos murieron
 soñando con América
 despertándolos en medio de la noche
 gritándoles: Mira Mira
Tu nombre aparece en el boleto ganador de la lotería
Cien mil dólares
Todos murieron

 odiando los supermercados

 que les vendieron falso bistec
 arroz y frijoles a prueba de balas
Todos murieron esperando soñando y odiando
Puertorriqueños muertos
Quienes nunca supieron que eran Puertorriqueños
Quienes nunca tomaron un descanso para el café
 desde los diez mandamientos
Para ASESINAR  ASESINAR ASESINAR
 a los caseros de sus cráneos abiertos
 y comunicarse con su almas latinas

Juan
Miguel

Milagros

Olga
Manuel
 de las que calles nerviosas y rotas
 donde los ratones viven como millonarios
 y la gente no vive de ninguna manera
Están muertos y nunca estuvieron vivos

Juan
 murió esperando ganar la lotería
Miguel
 murió esperando a que su cheque de asistencia social
 llegara una y otra vez
Milagros
 murió esperando  que sus diez hijos crecieran
 para ya no trabajar y que la mantuvieran
Olga
 murió esperando por un aumento de cinco dólares
Manuel
 murió esperando que su supervisor cayera muerto de súbito
 para conseguir su promoción

Es un largo trayecto
 desde el barrio latino de Harlem
 al cementerio de Long Island
 donde fueron cremados
Primero el tren
 y luego el autobús
 y rebanadas de carne fría como desayuno
 y las flores que serán robadas
 cuando las horas de visita se terminan
Cuesta muy caro
Cuesta muy caro
Pero ellos entienden
Sus padres entendieron
Es un largo trayecto sin ganancias
 desde el barrio latino de Harlem
 al cementerio de Long Island

Juan
Miguel
Milagros
Olga
Manuel
Todos murieron ayer hoy
 y morirán otra vez mañana
Soñando
Soñando en Queens
Limpia podada blanca azucena vecindad
 sin puertorriqueños
Treinta mil dólares por una casa
La primera habitada por spics* en la cuadra
Orgullosos de pertenecer a una comunidad
 de gringos que los quieren linchar
Orgullosos de sentirse lejos
De la sagrada frase: Qué pasa

Estos sueños
Sueños vacíos
 desde los cuartos imaginarios
 que sus padres les dejaron
Son los efectos secundarios
 de programas de televisión
 acerca de la familia ideal americana
 con sirvientas negras
 y  limpiadores latinos
 bien entrenados
 para hacer a cada persona
 y sus acreedores
 reírse de ellos
 y a la gente que ellos representan

Juan

 murió soñando con un coche nuevo

Miguel
 murió soñando en programas para combatir la pobreza
Milagros
 murió soñando con un viaje a Puerto Rico
Olga
 Murió soñando con alhajas verdaderas
Manuel
 Murió soñando con ganar lotería instantánea

Todos murieron
Como muere un sandwich

En el distrito de las maquiladoras

A las doce en punto de la tarde
Números de seguro social hechos cenizas

Deberes de unión que desempolvar

Ellos lo sabían

 nacieron para llorar
 y mantener a los muerteros ocupados
 siempre y cuando prometieran fidelidad
 a la bandera que los quiere arruinados
Vieron su nombre en la lista
 del directorio telefónico de la destrucción
Fueron entrenados para dar la otra mejilla
 por los periódicos
 que mal escribieron que mal pronunciaron
 y mal entendieron sus nombres
 y celebraron cuando la muerte vino
 y se robó su último boleto para la lavandería

Ellos nacieron muertos
 y murieron muertos

Es tiempo
 de visitar a la hermana López otra vez
 la mejor curandera
 y lectora de cartas
 en el barrio latino de Harlem
Ella puede comunicarse
 con tus ancestros
 por un costo razonable
Las buenas noticias son una garantía

Levántate Mesa Levántate Mesa
 la muerte no es tonta y discapacitada
Aquellos que te aman quieren saber
 el número correcto para poder jugar
Déjaselos saber ahora mismo
Levántate Mesa Levántate
 la muerte no es tonta y discapacitada
Ahora que tus problemas acabaron
 y el peso del mundo no está en tus hombros
 ayuda a aquellos que dejaste atrás
 encuentra la tranquilidad financiera de tu mente

 

Levántate Mesa Levántate Mesa
 la muerte no es tonta y discapacitada
Si adivinamos el número correcto
Nuestros problemas desaparecerán
 y visitaremos tu tumba
En cada día de descanso marcado en el calendario

Aquellos que te aman quieren saber
 el número correcto que deben jugar
Déjaselos saber ahora mismo
Sabemos que tu espíritu es capaz
La muerte no es tonta y discapacitada
LÉVANTATE MESA LÉVANTATE

Juan
Miguel
Milagros
Olga
Manuel
Todos murieron ayer hoy
 y morirán otra vez mañana
Odiando luchando robándose
 el uno al otro sus propias ventanas rotas
Practicando una religión sin techo
El viejo testamento
El nuevo testamento
 de acuerdo con el evangelio
 de los ingresos internos
 el jurado el juez y el ejecutor
 protector y eterno cobrador de recibos

Mierda de segunda mano en venta
aprende a decir Cómo está Usted
 y harás una fortuna
Ellos están muertos
Ellos están muertos
 y no regresarán de la muerte
 hasta que terminen de negar
El arte de su diálogo
 de las lecciones rotas de inglés
 para impresionar a los señores Goldsteins
 que los emplea
 como lavaplatos mensajeros porteros

 empleados de fábrica sirvientas empacadores cajeros

 repartidores asistentes carteros
 asistentes del asistente del asistente
 del asistente del asistente
 del lavaplatos y sonrisa automática de portero automático
 por los sueldos más bajos de todos los tiempos
 y rabias cuando demandas un aumento
 porque es en contra de las políticas de la compañía
 promover SPICS SPICS  SPICS

Juan
 murió odiando a Miguel
 porque su carro usado
 estaba en mejores condiciones
 que el suyo
Miguel
 murió odiando a Milagros

 porque Milagros tenía una televisión de colores

 y él no tuvo lo suficiente para comprar una

Milagros

 murió odiando a Olga porque Olga ganaba

 cinco dólares más que ella en el mismo trabajo

Olga

 murió odiando a Miguel

 porque  ganó la lotería más veces que ella

Manuel

 murió odiando a todos ellos

Juan
Miguel
Milagros
 y Olga
 porque todos ellos hablaron inglés con
 mayor fluidez que él

Y ahora todos ellos están juntos
 en el vestidor principal de los desaparecidos
Adictos al silencio
 fuera de los límites del viento
 confinados a la supremacía de los gusanos
 del cementerio de Long Island
Está es la vida después de la muerte
 que la canasta  protestante de limosna
 anunciaba orgullosa y sonora

Aquí descansa Juan
Aquí descansa Miguel
Aquí descansa Milagros
Aquí descansa Olga
Aquí descansa Manuel
 quienes murieron ayer hoy
 y morirán otra vez mañana
 siempre pobres
 siempre endeudados
 sin saber nunca
 que son gente bella
 sin saber nunca
 la geografía de su complexión

PUERTO RICO ES UN SITIO BELLO
LOS PUERTORRIQUEÑOS SON UNA RAZA BELLA

Si sólo
 hubieran apagado el televisor
 y sintonizado su propia imaginación
 si sólo hubieran
 usado las biblias de la supremacía blanca
 como papel higiénico
 y hubieran hecho que sus almas latinas
 la única religión de su raza
 si sólo
 hubieran regresado a la definición del sol
 después de la primera tormenta de nieve mental
 en el verano de sus sentidos
 si sólo
 hubieran mantenido los ojos abiertos
 en el funeral de su compañero de trabajo
 que vino a este país para hacer una fortuna
 y fue enterrado sin ropa interior
Juan
Miguel
Milagros
Olga
Manuel
 estuvieran haciendo sus propias cosas
 donde la gente bella canta
 bailan y trabajan juntos
 donde el viento es ajeno
 a las condiciones miserables del tiempo
 donde no necesitas un diccionario
 para hablar con tu gente
Aquí se habla español todo el tiempo
Aquí saludas a tu bandera en primer lugar
Aquí no hay comerciales de jabón Dial
Aquí todo mundo huele bien
Aquí la comida congelada no tiene futuro
Aquí las mujeres y los hombres admiran el deseo
Y nunca se cansan de ellos 
Aquí Qué pasó Power está sucediendo

Aquí ser llamado negrito

Significa AMOR

* Spics­­­, termino derogatorio para nombrar a los hispanos.

El poema de Pedro Pietri y la nota biográfica aparecieron en Monthly Rewiew en el año 2004.

Fotografia
Danny Lyon / 1968

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografia
David Bacon / 2006

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografia
Eniac Martínez / 1994

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografia
David Bacon / 2006

 

Ciclo Literario.

El URL de este documento es http://www.cicloliterario.com/ciclo56enero2007/pedro.html