Al acecho de Sebastião Uchoa Leite

Nota y traducción: José Molina*


 

Es bien conocida la dinámica activa que vive la poesía brasileña a lo largo del siglo XX. Dicha dinámica se tradujo con esplendor en varios nombres que hoy se han convertido en una referencia esencial al discutir la evolución del arte poético en ese país. Algunas manifestaciones han quedado al margen, ya sea por su distanciamiento de las producciones vanguardistas más identificables, señaladamente la Semana de Arte Moderno del 22 y la Poesía Concreta de los años 50, o por generarse en ámbitos periféricos fuera del eje cultural São Paulo-Río. Tal es el caso del poeta pernambucano Sebastião Uchoa Leite, nacido en 1935. Uchoa Leite publica la primera reunión de su trabajo en la década de los 60, en plena gestación del movimiento Concretista, el título del poemario es Dez sonetos sem matéria. La sustancia verbal de la poesía, alejado de la alquimia, y la lucha contra el “yo” lírico, ubican la obra de Uchoa Leite dentro de la línea creativa del intrépido “ingeniero” del poema, João Cabral de Melo Neto. Sin la necesidad de entrar en combate, como los ejemplos brasileños de la vanguardia más acérrima, Uchoa Leite traza sus coordenadas de diálogo con la poesía en lengua alemana, específicamente con manifestaciones irrefutables como Georg Trakl, Paul Celan y Helmut Heissenbuettel. Sebastião Uchoa Leite publicó uno de sus últimos títulos, A espreita (El acecho), en la Colección Signos, dirigida por el poeta Haroldo de Campos, la máquina teórica del Concretismo, quien apreciaba la insobornable ética de trabajo del poeta pernambucano. En nuestra lengua existe una antología de Uchoa Leite, Contratextos, publicada en Barcelona en el año 2000. Los poemas aquí traducidos pertenecen al libro A espreita publicado en Brasil en el mismo año.

Eros cruel

Lo que
Acecha en los helechos
Encanto difícil
Judith contra Holofernes
La cabeza
Semicerrados
Ojos los
Cabellos labios
Semi-abiertos
Breve el busto
húmeda
Hibris éxtasis
De la muerte cruda

 

Sin título

Beatitud
No produce
Poemas
¿Lo contrario? También
Aunque
Sea a
Veces
Vómito amargo
Que viene
De la médula
Del vacío

 

Lluvia y conciencia

Una vez llovió
Cuando regresaba por la
Lengua arenosa
Todo se escurría en torno
Hilos cayendo
En el mar de sombras
No podía correr
Andaba
Y miraba todo
Despintándose
Buscando en las aguas
Una lección
Antifilosófica
La negación
Anticuerpo
El agua lavaba
De la cabeza a los pies
Y el núcleo
De la conciencia
Que sostenía el centro
De las cosas

 

Pensamientos sólidos

Una vez
En una sala de espera
Ella miraba
Absorta
Un punto en el espacio
Pregunté
En qué pensaba:
“En dios”
Respondió (sin parpadear)
“Y tú”
“En comida”
Respondí
Para-fraseando
La poética de la materia
“Primero el estómago
Después Dios”
Amén

 

Fuera algunas metáforas

Fuera algunas metáforas
Nada es nada
Ni la máquina Enigma
O la desenigmación total
Los códigos
Se descontruyen
Ni la “Fuga de la muerte” de Celan
Auschwitzes
O Adornos
La fama
Que hastía los que
Fuera los quioscos
Nada por nada
Ni el enojo de los poetas
La máquina critica
La constricción de las tripas
Fuera los que pueden
Y los que
Se etceteran

 

*José Molina. (Salamanca, Gto. 1975)
Escritor y traductor al español de poetas como Herberto Helder, Hilde Domin, Haroldo de Campos y Marco Ercolani. Ha sido editor del suplemento Letra Viva del periódico Imparcial de Oaxaca, y editor de la revista Torre de Papel del departamento de español y portugués de la universidad de Iowa. Actualmente realiza estudios de Maestría en Literatura de lengua portuguesa en la universidad de Massachussets.

Fotografia
Ernestine Ruben / 1984

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografia
Humberto Rivas / 1986

 

 

 

Ciclo Literario.

El URL de este documento es http://www.cicloliterario.com/ciclo52septiembre2006/alacecho.html