Barcas

Victorio Partida


 

Fotografia
Herbert List / 1959

 

Levanta el cáliz. Su sotana recibe el haz de luz que ha entrado por el vitral. Es mediodía. De expresión concentrada en la palabra previa a la comunión, junta las manos con delicadeza casi levitante. El resplandor del albo atuendo acentúa el oscuro brillo de su pelo castaño. Son hermosos los ojos, puedo sentir su profundidad contemplativa aun en la distancia, pues a pesar de que  apenas lo distingo desde el umbral del templo que en este instante atravieso; antes, en momentos sólo expresables con el lenguaje del silencio, yací en el reflejo cobrizo de aquellos espejos donde mi cuerpo descubrió por primera vez el estremecimiento que hoy me trae hasta aquí.
---Eres tímido, ven, acércate ---me dijo.   
Así lo hice. Nos atrajimos mutuamente a tal punto que se soltaron las barcas zozobrantes en sus pupilas y me dejé llevar a la hondonada del beso dulce y salado de  nuestra desnudez.
Aquella mañana mi  hombría se cubría de retoños, dejé de ser criatura del recelo, niño a la deriva y un olor nuevo robusteció mi piel. Él me acarició larga, tristemente, como si no quisiese abandonarme. Más tarde, en el portal del Seminario nos dijimos adiós con el abrazo del placer que descubrimos. 
--- Será difícil, pero quizás alguna vez podremos estar de nuevo juntos.
Y se fue. Con la  voluntad de mi alma lazarilla siguiéndole en medio de la lluvia. Pero el desasosiego es astuto. Me persigue con dureza,  dicta mis actos. Es el tirano que he decidido combatir.

*

Unas gafas de fino y clásico diseño anuncian la armonía de la mirada. La conozco, ha sido entera para mí. Me dio la comprensión con la que ahora me acerco. Sí. Hacia él. Camino. Pequeños pasos. Me incorporo a la fila de los fieles que comulgan. Más cerca. No levanta la vista. Quedamente la oración se pronuncia. Coloca las hostias. Casi frente a frente. Un segundo. Eternidad. Él. Su mano a punto de tomar nuevamente la sagrada forma. Giro. Cruzo el pasillo. Hileras de bancas quedan atrás. Estoy afuera. Voy hacia el mundo.

 

Ciclo Literario.

El URL de este documento es http://www.cicloliterario.com/ciclo50julio2006/barcas.html