Trenes

Dora Luz Martínez Vasconcelos


 

 

La patria está vestida de gala.
Es día de fiesta
“Litografía / papel”
Hoy se inauguran los
“Trenes”
La fecha dicen que es
“1975”

 

Todo es algarabía. -¡Apúrate chamaca! Y amarra bien tu casa, sino va también a volar para llegar más rápido a la estación –
-No encuentro qué vestido ponerme en este día especial-
-Métete el naranja, que te queda pegadito, se te embarra en las piernitas y así te verán más sexy-
-Pues así lo hago y así me voy, pero volando para ver qué caramba es el tren-

Rodolfo Morales / Trenes

La Patria está vestida de gala.

Se enredó en la cabeza una diadema con la Bandera Nacional y con su rostro moreno, moreno, que brilla de lo limpiecito que está, se fue a lavar y relavar el pelo hasta quedarle amarillo como el sol del más allá.

El palacio está incompleto, blanco, pulcro, sin manchas ni tachones –“Por hoy”, dice el Presidente Municipal. Está incompleto porque sus oficinas de a lado no quisieran esperar y también se fueron a volar.
-¿Qué es el tren?  -Preguntó Rodolfo siendo un niño con su pelo negro alborotado y nunca jamás peinado.
-Ahorita lo vas a ver, cuando llegue a la estación-
-No me peines-
-Sí te peino. Hoy es un día muy especial-
-El tren, mamá, da vueltas y vueltas y no para jamás-
-¡Ay, Rodolfo! No se qué vas a hacer de grande con tanta imaginación, -por lo pronto corre para que no se nos vaya el tren-
-Tú ve, yo voy con mis tres perros que también quieren ir y ladrar-

La Patria está vestida de gala.

Y…también los árboles que están ahí desde tiempo atrás, grandes y robustos; testigos fieles del lugar. Los otros pequeñitos los sembraron para apantallar, dicen que viene el Presidente Municipal. Nunca se le ve, pero ahora hasta se fue a bañar.
La bandera está izada, ondulante, bailando sin parar. Verde, blanco y roja y ¿el águila?, ¡se fue a volar!
-¡Qué hace aquí ese globo aerostático!- “No me checa”; grita fuerte la Patria.  Sin despeinarse, sin moverse, con sus manos cruzaditas, sus chichitas chiquitinas, redonditas; pegaditas sin bailar. ¡Parece que se está cayendo! Hasta el churrito de humo tiene atrás.

¡La Patria esta vestida de gala!

El avión grandotote presidencial ya viene…no se paró, siguió y siguió.
Y las montañas de Ocotlán, de la tierra tan querida, se alzan azules y orgullosas sin hablar. Silenciosas, calladitas dicen todo y uno las puede escuchar.

El tren comienza a andar.

Chucuchú, chucuchú comienza a moverse. ¡Va vacío!, ¡Va vacío! Comienzan todos a gritar.

¡Ahí va Rodolfo, paradito, derechito!
Sólo él se ve en la parte delantera en eso que dicen se llama la locomotora.

Y se va, y se va.

¡Se va Rodolfo a la capital!
¡Lo logré! Gritó un despistado del lugar, (ya en su casa, una de las pocas que volando regresó) tomé una fotografía del momento principal y ahora la puedo enmarcar, con listones, moños y un cielo azul como el de aquel día en la parte de atrás.

Le pongo escaleritas en el medio, en la parte de abajo por si alguien después quiere entrar.

 

Ciclo Literario.

El URL de este documento es http://www.cicloliterario.com/ciclo48mayo2006/trenes.html