La reciente creación pictórica oaxaqueña

 


 

Bajo el rubro“Cuatro caminos de la plástica oaxaqueña” nos presentan su trabajo los artistas Marco Antonio Bustamente (Ciudad de Oaxaca, 1959), Emiliano López (Valle Nacional, Tuxtepec, 1959), Amador Montes (Ciudad de Oaxaca, 1975) y Crispín Vayadares (San Miguel del Puerto, Pochutla, 1962).
Bustamante es pintor y escultor. Su obra fusiona el clasicismo e hiperrealismo en un poético acercamiento a la realidad cotidiana en óleos y técnicas mixtas.
Emiliano López surgió del Taller de Artes Plásticas “Rufino Tamayo” y es un representante del estilo oaxaqueño tradicional: realismo fantástico, recurrencia de mitos nativos y un marcado acento erótico en sus paisajes exuberantes.

Amador Montes retorna al placer del dibujo figurativo con una colección de insectos imaginarios. En el pintor no sólo ha reactivado reminiscencias hogareñas y logra desenvolver una concepción del mundo que se explica a partir de la cuidadosa observación de lo minúsculo. El arte que despliega, sin embargo, no es de miniaturista. Su elección no ha sido el traspaso de lo microscópico al lienzo, sino la potenciación de figuras que están, probablemente, en el inconsciente colectivo.
Crispín Valladares abre un mundo creado entre el realismo figurativo y la nostalgia del mundo infantil.

Sus cuadros estarán expuestos hasta el 5 de marzo en el Museo de los Pintores Oaxaqueños, en el centro histórico de la ciudad de Oaxaca (Avenida Independencia y García Vigil).

 

 


Emiliano López / Bosque tropical

 

Amador Montes / Constelaciones


Marco Antonio Bustamante / Oseas II

Marco Antonio Bustamante / Veredicto III

Crispín Vayadares / Arroyo en el desierto

 

 

 

Ciclo Literario.

El URL de este documento es http://www.cicloliterario.com/ciclo44enero2006/lareciente.html