Ledo Ivo

Traducción de Rafael Antúnez


Al decir de Fausto Cunha, Ledo Ivo es “uno de los pocos que permanecerán”. Poeta, narrador y ensayista nacido en Maceió, Halagaos, Brasil, en 1924. Es una de las figuras más representativas de la literatura brasileña. Los poemas que presentamos, forman parte de La noche misteriosa, un poemario escrito en plena madurez del poeta en el que explora la geografía natal y los temas que, a lo largo de su dilatado trabajo, le obsesionaron.

 

Los aperos

En el galpón guardamos las azadas oxidadas.

Y allá ellas esperan la muerte, como los viejos en los asilos.

 

Esta hoz no está más afilada. Este rastrillo

ya no sabe limpiar los detritos de la huerta.

Pero no nos deshacemos de nada –es nuestra ley.

En el oscuro depósito donde reposan escorpiones

reposa esta llave que no abre ninguna puerta.

 

Dios y el caballo

Dios mira la herradura que el caballo

perdió en el pasto.

Y mira contra el sol su sombra; y oye el rumor

de la cola impaciente que espanta las moscas;

y el estremecer de su crin. Y el relinchar

en la colina.

 

El caballo duerme en la noche a descampado.

lo calienta el frío de Dios.

 

El burro

En lo alto de la barranca reseca

pasta un burro. Sus grandes dientes amarillo

trituran la hierba seca que quedó

de tanta primavera.

La tierra es oscura. En el cielo completamente azul

el sol lanza los fulgores que calientan

tomates, alcachofas y berenjenas.

El burro contempla el día trémulo

de tanta claridad

y emite un relincho: su tributo

a la belleza del universo.

 

Foto: August Sander 1931

*Poemas pertenecientes al libro La noche misteriosa de pronta aparición bajo
el sello el Instituto Literario de Veracruz.

 

Ciclo Literario.