Las lenguas de México
o la noche de los tiempos



Diccionario del Náhuatl en el español de México

Carlos Montemayor (coordinador)

Ciudad de México

UNAM

2007

 

En la composición multiétnica de México, la particularidad dialectal del español en las principales ciudades del país es sólo un indicador más de la presencia y convivencia de culturas diversas.

Actúan como corredores hacia una comprensión mayor, hacia otros niveles de la realidad política, geográfica, cultural del México de hoy.

¿Las toponimias y las lenguas en territorio español como el catalán, el vasco o el gallego no constituyen una dimensión política, social, cultural, más allá de su condición de vestigios de la prehistoria de los pueblos de España?

La población indígena de México a finales del siglo XX se estima en una cifra aproximada de 10 millones 500 mil  de habitantes, más del 10 por ciento de la población total.
Se hablan 62 lenguas indígenas. (Se calcula que al llegar los españoles en el territorio mesoamericano se hablaban 782 lenguas- según José Clemente Orozco citado por Miguel Molina Martínez . La leyenda negra.( Nerea.  Madrid 1991). Pero debe considerarse que algunas tienen variantes idiomáticas: los zapotecos (siete), los mixtecos y chinantecos (cinco).

Estas lenguas son:

Náhuatl ( 2 millones 500 mil hablantes), Maya (un millón 490 mil)
Zapoteco (más de 500 mil), Mixteco,Otomí,Tzeltal,Tzotzil,Totonaco (más de 300 mil).Mazateco,Chol (más de 100 mil) Mazahua, Huasteco, Chinanteco, Purépecha,  Mixe, Tlapaneco,Tarahumara, Zoque (más de 20 mil), Mayo, Tojolabal, Chontal de Tabasco, Popoluca, Chantino, Amuzgo, Huichol, Tepehúan, Triqui, Popoluca, Cora, Kanjobal, Yaqui, Cuicateco, Mame, Huave, Tepehua (más de 10 mil), Pame, Chontal de Oaxaca, Chuj (más de 3 mil), Chichimeca,  Varojío,  Matlatzinca (más de mil), Kekchí, Chocholteca, Pima, Jacalteco, Ocuilteco, Seri (menos de mil), Quiché, Ixcateco, Cakchiquel, Kikapú, Motozintñeco, Paipai, Kumiai, Ixil, Pápago, Cucapá, Cochimí, Lacandón, Kiliwa (menos de cien), Aguateco y Teco

Esta numeración cubre el territorio de México y es un mosaico que si lo pensamos fonéticamente (digamos que podríamos escuchar en un continuum una misma frase o idea pronunciada en igual número de lenguas) nos percatamos que estamos ante culturas y restos de culturas cuyo desciframiento podría alcanzar una noción más general que cruce las fronteras de lo meramente lingüístico y a cada voz corresponda a una imagen, un rostro, un paisaje. Está aquí, pues, el germen de una proyección que nos alcanza desde la noche de los tiempos.

 

 

Ciclo Literario.