La sangre menstrual puede curar
el tejido muscular del corazón

Saúl Díaz Parra


por más poético que pueda sonar
este título, no lo inventé
ni siquiera es un intento
por ser soez o dramático
o como dijera Cortázar
"faire romanticisme a bon marché"
porque no tengo nada que ver
con este gran descubrimiento

este es el título de una noticia médica;
de ciencia
seguramente
será resultado de la investigación de un curioso
o de una curiosa
o más bien y seguramente
la de varios curiosos (y estudiosos)
la sangre menstrual crea nuevas células madre
y restaura los tejidos
a un corazón enfermo

lo probaron con las ratas
más o menos el corazón de los hombres
funciona igual
pero esto de nuevo no es
una metáfora poética; es un hecho científico
que escribo en esta pequeña columna
pero de la cual podemos sacar
varias conclusiones
primera: los japoneses son muy inteligentes
segunda: las ratas y los hombres
tenemos mucho en común
tercera: las mujeres son diosas que creemos encarnadas
pueden curar, con su sangre
con sus lágrimas y sus fluidos
mucho más, que un pobre corazón de rata.


Saúl Díaz Parra, Oaxaca/Puebla (1979) poeta, novelista, periodista y traficante de huevos de tortuga para sobrevivir. Es el creador del poscorrientismo y no se siente orgulloso de ello. Ganó el 2º lugar en el concurso de poesía [c]oral con su grupo de 3er año, en la primaria "Hermanos Flores Magón". Autor de la novela Serpiente de piedra, 2008, el poemario La gloria de los reptiles y próximamente saldrá a la luz su segunda novela intitulada Bitácora Posc.

 

 

Ciclo Literario.