Centrar el punto

Guadalupe Ángela*


 

El punto imitó el paso de la hormiga
y se hizo continuo…
para el trazo,
la figura, el ideograma.

 

En el instante en que la pluma
          tocó el papel
                            el dibujante evocaba a la muchacha
                            del departamento cuatro.
         Varios minutos quedó inmóvil la pluma,
         vertical entre los dedos
         vaciló si la izquierda o la derecha
         si sería c
                      u
                        r
                    v
                  a
la sucesión de puntos.

 

Leí un cuento de Cristina Peri Rossi
donde una pareja perdía el punto.
Yo lo tengo en la mano.
Lo uso a cada rato con mis amantes.

 

Por cierto, cada mes tengo puntos negros en la nariz.

 

             No tengo nada en contra de la coma,
             pero detesto el punto y coma,
             es una traición, un escribiente indeciso.

 

Los guiones, en cambio, me hacen pensar
                                            /en trampolines
y me entra un deseo enorme de agua.


Fotografía
Paul Pacey / Punto negro indeciso

 

*Guadalupe Ángela (Oaxaca, 1969) es Maestra en Literatura Mexicana. Su poesía se ha publicado en Cocodrilo Poeta, Tierra Adentro, Casa Grande, Literal y Luna Zeta y en las antologías Tres ventanas a la literatura oaxaqueña actual y Oaxaca, 7 poetas (Editorial Almadía, 2005). En 2009 salió a la luz su plaquette de minicuentos Cuchillitos (Editorial Pharus), y el libro Conchas donde guarda la jacaranda sus semillas (Colección Parajes, Secretaría de Cultura del gobierno de Oaxaca) de donde se tomó el poema que se publica.

 

 

Ciclo Literario.