Nadie puede detener la lluvia

Assata Shakur
Nota y traducción de Moisés Villavicencio Barras


Assata Shakur es el homónimo de Joanne Deborah Byron Chesimard, quien nació en julio de 1947. Es una activista afroamericana que fue miembro de Black Panther Party y Black Liberation Army. En el año de 1977 fue sentenciada a cadena perpetua por el asesinato de un policía, y otra serie de delitos. Escapó de la prisión en 1979. Actualmente reside en Cuba donde recibió asilo político desde 1984. Es considerada terrorista por el gobierno de Estados Unidos.

 

Nadie puede detener la lluvia

 

Mira, la hierba sigue creciendo.

Mira,  no lo hagas notorio.

Deja que  tus ojos pasen casualmente. Observa bien. En cada piso de cualquier prisión puedes verla creciendo.

En las ranuras, en los huecos, entre el acero y el concreto.
Afuera del polvo gris
las puntas bravas de la hierba crecen
claras y llenas de vida.
Observa, la hierba está creciendo.
Crece entre las grietas.
El guardia dice que la hierba es contra la ley.
En la prisión la hierba es contrabando.
El guardia dice que la hierba es insolente
arrogante,  radical,  militante,  terrorista, ellos la llaman mala hierba,
hierba terrible, hierba negra, sucia, spic, india salvaje, espalda mojada, pinko, commie weeds, subversiva. Los guardias tratan de eliminar la hierba. Ellos la arrancan desde la raíz. La envenenan con drogas, la mutilan, la barren.
Hojas de hierba han sido encontradas colgando en las celdas,
llenas de moretones. “Suicidas, al parecer”.
Los guardias dicen: LA HIERBA NO ESTÁ PERMITIDA,
NO LA DEJEN CRECER.

Tú puedes espiar la hierba, encerrarla,
cortarla temporalmente, pero nunca podrás impedir que crezca.
Mira, la hierba es bella.
Los guardias tratan de cortarla pero sigue creciendo.
La hierba se vuelve un poema,
una canción, se pinta a sí misma en los óleos de la vida.
Y sus imágenes son claras y sus canciones verdaderas,
y sus voces encantadas cantan tan dulce
y tan fuerte que la gente oye la hierba desde muy lejos.
Y la gente comienza a bailar y la gente empieza a cantar y esa canción es la libertad.
Mira, la hierba sigue creciendo.


Fotografía
Jane Evelyn Atwood / 1993

 

 

Ciclo Literario.